sábado, 7 de marzo de 2015

PatCraft rápido - Paleta PVC

¡Nueva manualidad! Os traigo un proyecto súper rápido que no necesita muchos materiales especiales, incluso puede ser que los tenagis en casa ya. 

El proyecto en sí es cómo fabricar una paleta de pvc como ésta:


Si quereis saber para qué voy a utilizar la paleta en cuestión, o cómo se fabrica, sigue leyendo ;)



Los materiales son: una hoja de papel, tijeras, un lápiz o portaminas o boli, un objeto redondo (que en este caso va a ser el rollo de celo), celo, una regla, forro para libros (es pvc muuy flexible), papel encerado para horno, unas planchas (se pueden utilizar las que tengais para el cabello, no se van a estropear, por eso utilizamos el papel encerado).


Empezamos por trazar en una hoa de papel el diseño que queremos que tenga la paleta. En mi caso, me decanto por una forma rectangular con las esquinas redondas para no cortar y que no se enganche en nada. Trazo en la mitad de la hoja una linea recta, me ayudo del rollo de celo para hacer el trazo redondo para las esquinas.















Una vez cortado, nos queda algo así, un rectangulo de 14 centímetros de largo con las esquinas redondas. Nos va a servir para calcular mas o menos el tamaño de los trozos de pvc y para cortar cuando tengamos el material listo.


Los trozos de pvc deben ser más grandes que la plantilla que hemos hemos por dos razones:
- El pvc cuando se funde, se encoge ligeramente.
- Cuando tengamos todas las capas juntas, podamos cortar una forma con todos los lados igual de largos, sin zonas mas cortas (por el material encogido al fundirse).


Para ésta paleta he cortado unos 24 trozos de pvc y se consigue una dureza bastante decente, la paleta resulta rigida, no se dobla, aunque no es como una pieza de pvc rigido comprado.


Cortamos un trozo de papel encerado más grande que el pvc para que cuando estemos utlizando la plancha el material no se funda sobre la plancha y nos la estropee.

Vamos uniendo las capas de pvc de dos en dos con los que nos quedan 12 capas. Otra vez de dos en dos para tener 6.De nuevo de dos en dos para tener 3 capas. Por último pondremos las 3 capas juntas para unirlas todas y que nos quede el material final.


ADVERTENCIA: Cuando esteis pasando la plancha por encima del papel encerado, hay que hacerlo con pases rápidos, sin pararse en un punto en concreto del papel por más de 1 segundo, sino, pasará lo que podeis apreciar a la izquierda: el pvc se arruga. A la derecha, sin embargo, el material esta fundido con pases rápidos. 


UN CONSEJO:  Para conseguir controlar la velocidad a la que debeis pasar la plancha, os recomiendo hacer unas pruebas con unos trozos pequeños de forro y papel encerado e ir probando. Así, cuando os embarqueis a hacer este proyecto, os resultará mucho más facil, os quitareis problemas del medio y podeis hacer el proyecto de principio a fin en menos de una hora. Tened CUIDADO con el material segun retireis la plancha, estará bastante caliente, por lo que os aconsejo, si sois menores, tener la supervisión de un adulto y hacerlo siempre en un entorno ventilado por si en un descuido se os funde demasiado el material.


Después de 30 minutos tendreis entre las manos algo así: un trozo de pvc rígido más grande que la plantilla que hemos hecho al principio. 

DISCLAIMER: No, los bordes no me han quedado así de perfectos cuando terminé la pieza, ni el material encoge tanto. Según iba haciendo las capas, iba recortando los sobrantes para hacer capas uniformes, teniendo siempre en cuenta que no cortara demasiado como para que me quedara pequeño con la plantilla.

Nos encontramos con que 24 capas, no hacen nin un grosor de 1mm, pero el material resulta bastante rígido.


Para cortar la plantilla, os recomiendo no trazar la forma con un rotulador, a menos que no os importe que se quede la marca. Personalmente no me gusta ese efecto por lo que me ayudo del celo para sujetar la plantilla sobre el pvc y poder cortarla sin que se mueva. 


Éste es el resultado final.


Para poder usarlo con maquillaje, o para usarlo despues de cada uso, recomiendo un algodón y un poco de alcohol. Se limpia perfectamente incluso con desmaquillante.


Si habeis conseguido controlar las pasadas con la plancha, las capas no se despegarán unas de otras, ya que estarán lo bastante fundidas como para mantener la forma y no lo suficiente para que el material se agujeree por excesivo calor.


Espero que os haya gustado, como siempre, podeis comentar y preguntar cualquier duda que os surja.

¡Un saludo y hasta la próxima!